Espacio Cátaro

El Espacio Cátaro, más que un lugar físico-temporal, es una idea, un sentimiento, una Fuerza de Amor atemporal a la que es imposible ponerle barreras, que solo se puede encontrar en el centro pacífico de cada corazón.

 

1-MONTSEGUR 

 

Vive presente la historia

de unos hombres que murieron

por la más noble causa que se piense;

corazones ardientes que vencieron

al poder del odio y sus vasallos.

Roma y sus acólitos

decidieron matar a los Hombres Buenos

al Campo Materno de la Libertad y el Amor.

 

Y sin embargo,

en estos momentos, aquí y ahora,

a pesar de los esfuerzos de la mentira

sigue vivo el faro del Catarismo.

 

Hoguera ardiente del Espíritu,

cenizas de materia sin temor,

con estos pensamientos he subido

la sagrada montaña del honor.

 

Y sus ruinas me han acogido

en las piedras vivas del Silencio.

 

Inmóvil he quedado

ante la plenitud de su estancia,

mi cuerpo se ha desgarrado

en la fuerza de la montaña.

 

Una sutil sonrisa

palpable en cada rincón

hace potente el llanto

que libera mi corazón.

 

Me he sentido ausente,

por tanto, totalmente presente,

acogido por la invisible Hermandad

del Silencio que conmueve.

 

Por fin he podido moverme

elevado en Montsegur.

 

Como encantado

por la voz de las piedras

he aparecido en la muralla del sol,

templo solar viviente

en donde unos Cristianos nos hemos reconocido.

Sorprendidos en la reunión

una profunda e inmensa calma

nos ha embargado de emoción,

un perdón nace de mi alma

hacia el sacrificio del Amor.

 

Mas el consuelo ha surgido

de unas manos invisibles

que acompañan mi dolor;

y todo Montsegur se pronuncia

aceptando mi condición

en el Único regalo que busco

revestido de valor.

 

Espero que sea pronto

el cumplir con la dignidad

de aceptar el cumplimiento

del Campo Maternal.

 

Que en estos tiempos nuevos

de amistad y de verdad;

podamos ofrecer al mundo

el auténtico y primordial Beso,

El Beso de la Paz.

 

 

 

2-LAS GRUTAS DE USSAT

 

Mi corazón se ha llenado

con la devoción por mis Hermanos

Buenos Hombres que alzaban

el puro Amor con las manos.

 

Hemos encontrado el camino

para entrar en sus hogares,

grutas santas que expiran

alegría viva, desconocida para los mortales.

 

La Caverna nos ha recibido

en el olvido de todo egoísmo,

piedras que hablan el lenguaje

del presente Cristianismo vivo.

 

Ando en la Fuerza de las grutas

como fuera y dentro de mi mismo

impresionado en el oscuro recinto

que lleva mi estado

a un luminoso optimismo.

 

¡Que vibración tan poderosa!

la de estas grutas maternas,

y como el caos primordial recibo

el Fuego del sacrificio.

 

Éter eléctrico impregna

todo mi ser sereno

bien anclado en la tierra

para aceptar mi destino.

 

Ussat nos ha acogido

en la maestría del Silencio

donde lo terrestre se apaga

en la profundidad del vacío.

 

Estos lugares son

regalos nacidos de la tierra

para comunicar con la radiante columna

del Fuego fraterno del Padre.

 

La viva roca

me ha unido al poder vertical

para manifestar a través del rosal

el bálsamo de Amor en la horizontal.

 

 

Así la cruz se yergue

al apagar lo terrestre

y en estas grutas amadas

se levanta impetuosa

la Luz enamorada

de los hombres y mujeres que murieron

por la humanidad que duerme.

 

Que de nuevo se presente entera

La triple Fraternidad Viviente

Grial, Cátaros, Rosacruces

Hijos del Sol naciente. 

 

 

 

3-QUIERO RENDIR HOMENAJE

 

Quiero rendir homenaje

a los hombres buenos,

a la pura exaltación del honor,

a la santa gruta de Belén,

a la consolación del Espíritu Materno.

 

Quiero rendir homenaje

a la iglesia cátara

y a todas sus buenas mujeres,

guardianas del amor,

protectoras del ardiente fuego.

 

Quiero rendir homenaje

a la montaña sagrada,

a las hogueras del triunfo,

al holocausto constructivo,

al desprendimiento de la materia.

 

Quiero rendir homenaje

a todos aquellos que murieron

en la defensa de la única religión,

la que unifica a la persona con dios

la que acoge a todos sus hijos.

 

Quiero rendir homenaje

a las fraternidades precedentes

que hicieron de sus vidas

ejemplo vivo de luz viviente.

 

Quiero rendir homenaje

al valle del sabarthez,

a las grutas acogedoras,

a occitania y sus gentes,

a todos los que saben

percibir lo extraordinario

que de manera sencilla

se expresa en los corazones sembrados de luz.

 

Quiero rendir homenaje

y a ello hago el llamado,

a todos aquellos que viven,

que con el ejemplo de las rosas sangrientas

manifiesten de nuevo en la materia

la santa ciencia del espíritu renovador.

 

 

 

4-LOS BONES HOMES

 

Hubo unos hombres buenos

y unas santas mujeres

que cosieron en su corazón

con hilos de fuego

la santa copa de la vida

para que todos saciaran su sed.

 

Este fue su delito,

acercar el grial al mundo

y declarar a la humanidad encorvada

que se levante, y sala de su embriaguez.

 

Montsegur era su nido

donde el águila extendía sus alas,

y desde ese lugar seguro

volaba la luz sagrada.

 

Su Amor cubrió a Occitania,

y no solo ella,

sino Europa entera escucho su nombre,

la madre tierra sintió su beso,

y así de nuevo, se encendieron las hogueras.

 

Montsegur se rindió a la barbarie,

los Cátaros abrazaron la catarsis

para lanzar la llamada al mundo

y grabar en  la atmósfera su canto.

 

El polvo fue vencido,

mas el espíritu

nunca puede ser apresado;

así hasta nuestros días llega

el grito vivo del consuelo santo.

 

Esta es la llamada

de nuestros hermanos Cátaros:

despertar de nuevo las rosas

en las cabezas, los corazones y las manos.

despertar al verdadero cristiano.

 

 

 

5-EL MONTE SEGURO

 

 Con sensación venerable de auténtica insignificancia

me acerco de nuevo a la sagrada montaña.

Agradecida,

mi alma palpita en los recintos del encuentro.

He comprendido el puro amor de vuestra luz,

que aun hoy,

en los oscuros días de los corazones apagados

luce como un sol

en las manos de aquellos

que anhelan seguir el reino solar de vuestro fuego.

 

Es el Santo Grial,

el inmenso beso de la paz

que ¡oh amados amigos!

entregáis a los portadores de la sangre sideral.

 

De nuevo aquí sobrecogido

late por mis venas

las canciones de la potente emancipación.

 

Alma dorada que ningún poder puede acallar,

alma sin peso que no deja de volar,

alma desnuda que nos invita a escuchar.

 

Escuchad al maestro del silencio,

al auténtico sonido primordial

que penetra en el corazón recóndito

e ilumina toda oscuridad.

 

Quiera mi amado Amigo

que no sea la última vez

que pueda acercarme a vuestro faro,

aunque siempre en mi corazón os albergo

y entiendo con ello

vuestra fraternal asistencia.

 

¡Oh Montsegur!

enséñame a convertirme

en un monte seguro,

donde la luz quede a buen recaudo

para ser un faro en esta tremenda noche.

 

 

 

6-EL ERMITAÑO DE ORNOLAC

 

 

Con el profundo agradecimiento y en la conciencia de ser,

penetro en la soledad de las santas grutas de mis Amigos.

 

Comprendiendo en la verdad del arrebato

el amor por ellas,

por los profundos vacíos de mi Madre.

 

Su Sabiduría es genuinamente oscura,

sin embargo, luce plenamente en su silencio.

Nos recuerda en su fraternal amparo

la realidad de nuestra existencia,

la profunda soledad del mundo oscuro que nos recubre.

 

Sin esfuerzo y sin agitación alguna

podríamos entrar en la esencia de su “nada”

que no es otra que la plenitud de su “todo”.

 

Mas las piedras callan ante el miedo que nos atenaza,

llenos de falsas luces

y de artificios sin valor alguno.

 

El mundo de la ignorancia nos aprisiona,

nuestras imágenes artificiales nos entretienen

en el incesante intercambio del aquí y allí;

sin jamás estar quietos.

 

Confiemos en nuestro Ser Real

donde todo lo que creemos que somos

queda reducido a la más absoluta insignificancia

en la oscuridad acogedora de nuestra Madre.

 

Y en esa carencia de esfuerzo,

sin miedo y sin valor

todo se vuelve claro.

 

¡Oh Ornolac, tu me introduces

en la absoluta negrura primordial,

y en esa plenitud vacía donde no hay lugar para lo superfluo

el silencio de tus piedras habla;

y en la ausencia y el deslizamiento

la luz y el sonido se muestran.

 

¡Oh Lapix Coelis!

que en la elevada vibración del silencio dice:

yo, tu, nosotros, somos Lapix Coelis,

la piedra negra y santa que absorbe la sangre sideral del Cristo.

 

¡Oh Santo Grial!

aceptar la desaparición

porque en verdad no somos nada,

quitaros vuestros trajes y os veréis desnudos,

descosed los hilos del miedo y estaréis seguros, dóciles y flexibles.

 

¡Oh mi querida Madre!

acogedor vacío,

impresionante obra oculta para los ojos ansiosos

concédenos el honor de degustar la sustancia del silencio

para que el eléctrico fuego de tu Hijo

termine con la disolución de la piedra muerta

y construya en los siete consoladores la cabeza del faraón.

 

¡Oh Hermes Trimesgistos!

para Ti toda mi vida.

¡Oh Ermitaño!

cuan delicioso es tu silencio

que me enmudece y me deja sin voz.

Estemos Silenciosos en nuestro Íntimo Ser.

 

 

 

7-MONTSEGUR. LA CATARSIS DEL

FUEGO

 

 

Entré en tus recintos

y fui sorprendido

por vórtices de fuego eléctrico

que inundaban mi cuerpo.

 

Un silencio absolutamente vivo

estaba conmigo.

 

Tal era su naturaleza

que la mía quedaba reducida.

tal era su poder

que de amor estaba construido.

tal era su claridad

que de luz se cubría la materia.

tal es mi asombro

que el santo olvido

me lleva al único recuerdo.

 

¡Oh Montsegur!

mi alma aspira

al holocausto de fuego,

a quedar fijada

en todos los centros

para hacer el viaje

de la invisible fuerza

en estos tiempos nuestros.

 

¡Oh Montsegur!

de nuevo

empieza la catarsis.

 

 

 

8-Sabarthez

 

 

Cómo expresar lo que siento

a la humanidad entera que vivo.

 

Cómo significar cuando entro

en el contacto inmenso con la piedra.

 

Cómo hablar del Silencio

de las santas cavernas que me albergan.

 

Cómo me arrepiento de mi falta

por sentir a Aquello que me impulsa.

 

Cómo permanecer en las tinieblas

en las ruinas oscuras de mi materia.

 

Cómo me penetra tu perdón

¡Oh mi Madre Santa!

 

Cuán feliz me sostengo

ante la profunda ceguera que me cubre.

Nada en la materia,

vuela el águila en el espacio,

atisbo la vida sencilla,

sereno Éter que me inunda.

 

Cómo comunicar el aliento,

el amor sagrado que me hace

insignificante ante el vasto silencio,

ante el sonido donde estorban las palabras.

 

¡Oh Sabarthez!

cómo pues, me has hecho tu amante.

 

¡Oh mis queridos Amigos!

concededme pronto

¡Oh Grial querido!

ofrecer tu bebida y tu comida

a las bocas de las almas sedientas.

 

 

 

9-ALBI

 

 

¿Qué es lo que buscas? ¡Oh humanidad!

¿Qué piensas hacer contigo

que no repercuta en tus iguales?

 

¿Quién eres tu y quién es el otro?

¿Hay en esencia alguna diferencia?

¿Es posible mirar hacia ti

y olvidar a los que caminan contigo?

 

¿Es posible abrazar lo ilimitado

sin el olvido de lo limitado?

¿Es posible construir un jardín

olvidando alguna flor?

 

¿Es posible que un árbol de fruto

y a la vez pretenda esconderlo?

 

Ya no importa mi Rosa

sino todas las rosas hambrientas,

las muertas, las latentes,

las que revientan de dolor,

las que yacen perdidas

en los laberintos del olvido.

 

Ya, no solo he de perder

lo que se centra en la tierra,

sino lo que pretende apoyar la elevación.

 

Solo un punto de apoyo,

solo una palanca de despliegue el corazón

y que marque la hendidura

del nacimiento de la flor.

 

Solo una rotunda emoción.

¡Oh amada, vieja humanidad!

a ti quiero unirme

por libre decisión

como aquellos hombres buenos

que cosieron en la atmósfera su legado;

y entre sus hilos amantes se halla

el alma de la humanidad libre.

 

¡Oh Albi!

que de nuevo se reúnan

los siervos de tu jardín.

 

 

 

10-ALBIGENSES

 

 

No es tiempo de retirarse a las cavernas,

no es tiempo de iniciaciones personales,

no es tiempo de palabras extrañas

ni de influjos mágicos.

 

No es tiempo de meditaciones de salón,

no es tiempo de prácticas y ejercicios,

ni de filosofías huecas

vacías de esencia.

 

Primero fue el corazón,

pronto está pasando el tiempo de la cabeza;

llega la edad de las manos,

de remangarse por el honor

que concede el éter de fuego.

 

Es el tiempo de despertar

el yo original de la humanidad.

es la hora exacta para que nazcan

los nuevos albingenses,

aquellos que comprenden

el nuevo impulso del jardín de las rosas.

 

 

11-SOLEDAD EN EL ERMITAÑO

 

 

He vuelto a la Ermita,

esta vez solo con mi sombra.

Como siempre, uno se ha de arrastrar

para aclarar qué somos y a qué aspiramos.

 

En ella, en la caverna profunda del Eremita

me ha sido permitido el paso.

He entrado inseguro,

aunque bien recordaba el camino,

el hecho de aventurarme en soledad

ha acelerado mi corazón de sangre.

 

Bien comprendo el papel de su misión,

llevar a cabo la Endura

en aquel que se atreva a mirar de qué está construido.

Es el lugar de los fantasmas,

del encuentro solitario con la sombra.

 

Es mirar sin tapujos los hilos que cosen el alma,

es el enfrentamiento con la muerte

y el pavor a quedarse vacío.

 

¡Que profunda sensación me embarga

ante esta aplastante nada!

Miedo ancestral,

a la vez alegría basta de un llanto sincero.

 

Dame Fuerzas oh mi Amigo

para quedar tranquilo ante el miedo

y acoger por la gracia del Fuego

y del Agua Lustral que envuelve

la enseñanza de la Luz que muere.

 

Y ella es el aprendizaje del Ermitaño y su piedra;

absorber la profunda oscuridad

y percibir su ilusoria existencia.

Pues en la negación de la sombra

es donde con crueldad se presenta.

 

Por el contrario, si dejas que se haga contigo,

si no luchas por su presencia

verás en verdad tu realeza,

ya que todo está lleno de átomos

que en esencia son soles vivientes.

 

Por fin he podido calmarme

y beber de su agua energética.

Es una sensación desconcertante,

ni una minúscula vela,

solo oscuridad y la frialdad de la piedra.

 

Sin embargo, siento el calor del Fuego,

es como si todo estuviera lleno de chispas.

 

Y después de pasar por los infiernos

iban los Cátaros a la Fiesta,

y después de vencerse enteros

Belén les abría las puertas.

 

 

 

12-BELEN

 

 

Es un entusiasmo estar entre tus piedras

y aunque mi conciencia está pasando por la Ermita

tu me hablas como por encanto.

 

Belén es la fiesta del Fuego

donde la vertical penetra en el cráneo,

es la ventana de la Luz

donde el corazón queda sereno,

es el beso de la Paz

para comenzar la ofrenda de las manos.

 

Es el misterio del Santo Grial

para recibir el Espíritu de la salud

donde el cráneo queda vacío

y construida la copa ofrecerla a los sedientos.

 

Es la consumación del quinto elemento

donde el traje sin costuras ha quedado cosido,

es la fiesta de la santa alegría,

de los corazones unidos

en la fuente de la vida,

de los besos amantes,

de los sorbos de Luz.

 

Es el canto del triunfo,

del vencedor de la muerte,

del impulso creativo que ha derrocado la duda.

Es la inmersión consciente en el Hogar del alma.

 

!Oh Belén!

Únicamente a tu misterio se rinde mi ser.

 

 

 

13-LA FUERZA DEL GRIAL

 

 

Estoy en el barro encerrado

con sufrimiento dolor y quebranto,

empero hago del alma

viajera de la barca de Isis.

 

Navego con mi santa Madre

para desposarla por la fuerza de la lanza,

y así siendo mi esposa

verter el fuego en la tierra

para que los sedientos de Amor

beban de la pura sustancia.

 

Y las cavernas oscuras se abren

para que los ojos sin luz se iluminen.

Y los misterios amados se rinden

ante el guerrero, el amante y el loco.

Y las piedras nos hablan de vida,

de sentimientos profundos sin miedo.

 

Todo permanece grabado en la piedra

para el que está sin cabeza escuche,

para el que está sin legado encuentre

al único ser escondido

en las profundas cavernas del alma.

 

Y la locura de vida navega

por las corrientes sanguíneas sin muerte.

Y el alma nacida despierta

a los átomos luminosos con vida.

Y la risa potente llena

los espacios vacíos, llenos, mágicos,

círculos que emborrachan el alma.

 

Piedras de cristal sin materia

que abren la paz encubierta,

besos ardientes de niños

que pueden nacer inmortales,

fecundos arrebatos de amor

verdadera estirpe del hombre.

 

 

 

14-EL POG: ORGULLO ETERNO

 

 

Eternamente orgulloso,

irremediablemente desafiante,

descaradamente potente,

imprescindiblemente elocuente.

 

Fuego que invoca a la muerte,

muerte que despierta a la vida,

sacrificio supremo

de las almas preñadas de fuerza.

 

Insulto, escándalo

para los que no comprenden su Luz.

Vertical suprema,

menir de eléctrica energía,

rocas magnéticas, escalofríos del alma,

quietud suprema que habla

a todos los que mudos quedan

ante el espectáculo invisible de su desgarrante beso.

 

!Oh Amigos!

cuanta incomprensión nos inunda.

¿Quién comprende de veras vuestro sacrificio?

¿Quién puede palpar vuestro aliento lleno de paciente espera?

 

Montsegur,

¿Por qué buscan reliquias?

¿Por qué buscan prestigios?

¿Por qué os buscan como si fuerais pasado?

 

¿No se dan cuenta que el tesoro es vuestra alma?

vuestra presente presencia

que inunda a los corazones desnudos que se entregan a ti.

 

Y me sumerjo en los olores de vuestro aire,

en el abundante manantial de vuestro Fuego,

en el Silencio que todo lo comprende.

 

!Oh Montsegur!

tu tesoro está a buen recaudo.

 

 

 

15-LA MONTAÑA SAGRADA

 

 

Las cavernas, las grutas,

las profundas honduras de la tierra

propicias para el silencio,

maestras en el arte femenino de la escucha.

 

Vírgenes piedras, aparentemente duras,

realmente inspiradoras,

transparentes energías,

potencialmente creadoras,

auxiliadoras oscuras de la luz.

 

Entrar en la belleza de la Roca,

quedar atónito ante sus formas,

ante las invisibles aristas que la conforman,

ante las cristalinas caricias de las gotas de agua que cristalizan

es solo el preludio

del auténtico don que nos conmueve.

 

Penetrar en los interiores de la Madre tierra

es hacer un hueco en tu alma,

es abrir una vía hacia el oscuro alumbramiento,

es viajar hacia el centro interno del parto

y quedar profundamente calmado ante tu ser.

 

Es recuperar el asombro ante el misterio

y dejarse empapar por su fuego.

¡Es un abrazo tan liviano y secreto!

que mi alma aparece prendada de amor.

 

¿Cómo puede ser

que en la absoluta negrura de la caverna

se encienda la luz?.

 

 

 

- Poesías dedicadas a Occitania -

 

1-Occitania y el Sabarthez

 

De nuevo he llegado al Sabarthez,

esta vez acompañado de una Bella Dama,

dos almas sedientas que se han encontrado sin aviso.

 

El País del Amor nos ha acogido;

en sus estancias, en sus montañas,

en sus profundas grutas, y en sus campos de Luz.

 

Hemos compartido el tiempo, hemos dormido,

hemos comido, hemos reído,

hemos soñado despiertos, hemos comulgado sin pretenderlo…

hemos subido a las altas cumbres

y hemos bajado a la maravilla oscura de la luz de las cavernas.

 

Hemos viajado juntos hacia el misterio de la vida,

hemos sido acogidos

por las manos invisibles de los trovadores,

y de las Damas y los Caballeros del Cristianismo ancestral.

 

Nos hemos mirado a los ojos,

y no se que misterio se ha abierto en mi alma,

pero sobre todo, el Silencio nos ha recubierto,

nos ha acompañado, y nos ha guiado

regalándonos momentos eternos

donde solo importa el Amor.

 

Una Dama que viaja hacia Occitania

me ha impregnado del Buen Amor,

y me he sentido desnudo ante su sonrisa

y expandido en su contacto,

me ha embargado tanta belleza,

que quedo mudo de asombro.

 

Tengo la impresión

que una Blanca Flor se ha abierto,

y que los dos podemos entrar en su seno

para estar despiertos en el Campo Energético de su Paz.

 

Un Novio, un Amante,

un  Complice, un Compañero, un Amigo...

Siempre contigo por la magia del Grial,

por la fecunda Madre que en lo oculto trabaja,

Y que  a su antojo hila

en los invisibles tejidos de las almas.

 

De un Peregrino, para su Bella Dama

 

 

2-Occitania y el Ermitaño

 

"Una vez Esclarmonde nacida

en el corazón recóndito del fuego

asciende a la cabeza la serpiente

para en el descenso devorar a la sombra".

 

Como Dante acompañado de Beatriz

o Parménides de Perséfone

me he adentrado en la caverna del Ermitaño

unido a mi Bella Dama. !Oh tu mi amada Occitania!

 

Y en el comienzo de la luz oscura

hemos unido las cabezas, los corazones y las manos,

hemos unido las almas en un abrazo sincero,

tierno, prendado y preñado de amor.

 

Y en la oscuridad de los sentidos

florece el Único Sentido,

Aquel Sensorium Sagrado

que nos quita el aliento;

ofreciéndonos la gran locura

que nos coloca ante la cordura de Dios.

 

La respiración se unifica,

los éteres eléctricos se comunican,

el Silencio nos sirve de manto,

y así, nuestra Gran Madre

nos prepara el camino para sumergirnos en su reino

de cristal y de piedra,

de sonidos ocultos y de mundos arcaicos.

 

Nos guiamos mutuamente

por los estrechos úteros de la feminidad,

Nos sentimos alegres, excitados,

seguros los dos en los espacios oscuros

donde solos estamos.

 

Solos tu y yo.

!Que imagen tan bella del viaje hacia el Espíritu!

Caminando hacia el centro de la tierra

donde todas las fuerzas del inframundo,

del mundo y del supramundo se reúnen.

 

 

 

Y es entonces,

cuando llegamos a la profunda sala de las maravillas

donde formas extrañas e inquietantes

nos confunden en un silencio confuso y mágico,

y todo mi cuerpo sesuado y sexual se expresa potente

separándome del dulce amor de mi Bella Dama.

 

Me es imposible evitar

el indomable deseo de hacerte el Amor

en esta caverna confusa

de muerte y vida, de dolor y placer,

de cantos extraños que me unen a ti.

 

Por fin calmado, volvemos a la falsa luz del mundo,

parece, como si hubiéramos viajado a través de miles de años.

Entramos como dos desconocidos,

salimos fusionados, enamorados, empapados de Vida.

entrelazados por hilos invisibles de Puro Amor.

 

Gracias mi Bella Dama

por acompañarme en este Viaje Solar.

 

 

3-Occitania y el Pico San Bartholome

 

Hace tiempo que mi corazón anhelante

deseaba subir al mítico pico,

símbolo del gran amor,

de Aquellos buenos hombres y de las nobles mujeres

que supieron unirse y fundirse con el Fuego más Oculto.

 

Por el Fuego vivieron y por el fuego murieron

y por el triple Fuego renacieron en su ilimitada Casa,

en el Cosmos de los Seres halados.

 

Y mira por donde, que sin esperarlo,

y de la más bella de las formas,

unida a una valiente mujer nos hemos plantado en lo alto,

en una de las cumbres más emblemáticas,

en uno de los enclaves legendarios

del culto al Fuego, de la veneración al Espíritu Solar.

 

Esta es la esencia del Catarismo,

el Agua y el Fuego,

la maternidad de las cavernas

y la paternidad de las cumbres,

enlazadas y embelesadas en un Ser totalmente nuevo.

 

Un ser que desde lo alto,

cuando llega a coronar el Cráneo

enciende una hoguera y proclama a los cuatro vientos:

 

 El tesoro está a salvo,

lo tengo conmigo,

lo he excavado de mis infiernos

y lo llevo cosido hasta en mis más profundas entrañas.

 

Aquel que se atreva a devenir puro,

loco e inocente, podrá encontrarlo.

Locura, pureza, e inocencia es lo que nos ha empujado

Y en ti, y en tu fortaleza me he sentido animado

para andar paso a paso, silencio a silencio,

Por los senderos empinados

y por las bellas cumbres aéreas

que nos han acariciado.

 

Me he sentido acompañado por el camino y tu alma

por tu animada presencia y por tu amistad sincera,

Me he sentido acariciado por tu amble firmeza.

 

En verdad es una imagen bella, hombre y mujer armonizados

para abrazar una estrella

sin ninguna pretensión de poseerla,

Solo con la intención de dejarse guiar por ella.

 

¡Oh mi amada Princesa!

Deseo encontrar la muerte,

aquella sonrisa secreta

que nace de la Vida Perfecta,

para subiendo y bajando

unirme al Buen Amor,

por si los Astros nos dejan

encender contigo,

allí en lo alto, en el Tabor humano

Las hogueras de Dios.

 

 

4-El Buen Amor

 

En el viaje a las tierras Cátaras

y por la sutil magia de sus montañas

he conocido a una Bella Dama

que a propiciado en mi estancia

la afluencia del buen amor.

 

En los hombres y mujeres de aquella tierra legendaria,

de la tan noble y refinada Occitania

al impregnarnos de su historia y su alma

comprendemos el ejemplo vivo

del oculto y potente pensamiento abstracto,

de la emoción libre y radiante de alegría

del acto radical y eterno del buen amor.

 

Este es el mayor poder del universo,

el amor bueno, escondido, desinteresado y sincero,

la intención benéfica sobre todo lo vivo y lo muerto;

este es el gran misterio que todo lo contiene

a la cual se llega con la integración del ser.

 

Y es en este viaje,

cabalgando en los lomos de la locura

en donde me he cruzado contigo

para que aprovechemos la unión

que los astros nos han concedido,

y en esta fusión regalada

demos a luz a un hijo.

 

Esta es la gran misión de la hembra y el macho

copular con sus opuestas fuerzas

para parir

no en la tierra

sino en los cielos estrellados.

 

Un parto de Buen Amor

es el máximo honor

que se pueda conceder

a una pareja que aprenda a volar

por los espacios del valor.

 

Ha surgido de forma espontánea

la inclinación amante de mi fuerza

para cohabitar contigo en el lecho de tu alma,

en el  cobijo profundo de tu morada secreta,

y nos desnudemos enteros

al abrigo del silencio de las estrellas.

Y que así,

por la expansión del buen amor

hacia los cuatro vientos

vayamos prestos al encuentro

en la invisible urna cristalina de la tierra

donde el príncipe azul despierta a su doncella.

 

 

5-Un Beso para mi bella dama

 

Un beso, es un sello que queda grabado en el aire

para que  en verdad dos almas se abran al amor.

Y las almas solo se besan en la comunión de los alientos,

y los alientos solo penetran en la paz del corazón,

y los corazones solo se besan en la suavidad de la pura intención.

 

Labios que se  tocan para morir en la unión

de dos almas que se elevan en la exaltada comunicación,

pues cuando las dos se hacen una

detrás se encuentra el Beso de Dios.

 

A ello aspiro, a extasiarme de Amor

a encontrar una bella dama que comprenda el ardor

y que construyendo un lecho

sin medida y con pasión

vayamos al encuentro de la humanidad y su dolor.

 

A ti te he besado con el etéreo sabor

de nuestras manos entrelazadas en la quietud del calor,

a ti te he besado en el eléctrico contacto

de dos cuerpos acoplados en la alegría del Silencio,

a ti te he besado en la oscuridad y en la luz

en tu oculta morada,

en aquella estancia que en ti suspira,

y se estremece de emoción.

 

Un beso de cuerpo puede prender un fuego,

un beso de alma une los alientos para toda la eternidad,

mas no puedo negar que a ti entera te deseo

en un beso profundo que te inunde con todo mi Ser. 

 

 

6-Un profundo deseo

 

No se en que momento

la belleza de tu alma

se mostró a mi entendimiento,

y por obra del encantamiento

prendió mi corazón

para desearte toda entera,

de arriba, hacia abajo,

desde fuera, hacia dentro,

desde los ángulos más externos

hasta el mismo centro.

 

Me miré en tus ojos

y me sentí contento,

y vi encenderse tu mirada

de viva luz que se hallaba dispuesta,

esperando el encuentro

que la sacara del desaliento,

que le devolviera la esperanza

de sentirse abierta y amplia como los cielos.

 

Me expandí con tu sonrisa

parado y embelesado por esos instantes eternos,

emergiendo una felicidad compartida

que protegía nuestros cuerpos,

y nuestras almas contentas se sentían

en los espacios estrellados del firmamento.

 

Me enamoré de tu cara,

y en la contemplación sin medida

el espacio y el tiempo desaparecían,

y tu, en lo escondido me decías:

ámame sin requiebros,

pues esperando estaba

a un amante despierto

que me susurrara canciones

de flores eternas, de mares abiertos,

de ríos caudalosos que emborrachen los cuerpos.

 

¡Oh, mi Bella Dama!

quiero llevarte a mi lecho

para mostrarte mis secretos,

y que tu, me abras a los tuyos

para arrobarnos el sentido

en los enlaces ocultos del destino.

 

¡Oh, mi Bella Dama!

quiero insuflarte mi aliento

para que se nos abran los misterios,

para que nos arrebaten de la tierra

y nos introduzcan en lo etéreo

con las alas de los ángeles

en el mundo primigenio.

 

¡Oh, mi amada Occitania!

¿Quieres venirte conmigo hacia los espacios eternos?

 

 

 

7-La Alquimia del Dios Amor

 

Mi corazón está sellado por un fuego indomable

que pretende romper las cadenas de los sufrimientos ya insoportables,

arrebatos sonoros increpan y revelan a las almas que conscientes se percatan

de los engaños a los que la humanidad es sometida

por las fuerzas ocultas paridas de la ignorancia.

 

Un grito callado,

un silencio que hable

quiere mi corazón lanzar

a través de la única fuerza

que nos puede sanar.

 

Es el Amor la sustancia,

la Inteligencia Activa del Universo,

el gran agente mágico de todo proceso alquímico.

 

 

 

 

 

 

 

Para aquel que se someta a su fuego

ha de quemarse entero

como leño en la hoguera,

que consumida la obra

solo quedan las brasas.

 

Y ahí, en ese corazón ardiente

se increpa mi indómito deseo

por presentarle mi alma a la muerte

para consumirla sin remisión.

 

Pero es una trágica lucha

cuando el instinto se presenta  palpable;

son las fuerzas ancestrales que te atan a la materia,

son los huesos y su tuétano que te hunden en la sombra,

son los titanes caídos que nos aferran al dolor,

es la espesa sangre que te hunde en el infierno.

 

Esta materia entera con todo su vasto imperio

es la que me mantiene en este estado lamentable;

me retuerzo, me enfurezco,

me requiebro y me estremezco,

¿es que no se escuchan mis aullidos?

 

Ya no puedo soportar más estos espacios,

no puedo respirar,

necesito las alas de mercurio

para volar por la inmortalidad a la cual pertenezco.

 

 

 

Si no fuera por Ti,

tu, mi sagrado amor,

que sería de mi,

en este profundo nadir.

 

Que sería de mis hermanos

si un injerto de tu flujo

no estuviera en nuestras manos.

 

Que sería de nosotros

sin tu fuego destructivo;

estaríamos totalmente anclados

en este valle de lagrimas.

 

Necesito Nacer por tu Padre,

y ser devorado por tu madre

para expandir en el mundo

el renacimiento de tu luz.

 

Presentaros pronto, hijos e hijas del fuego

pues toda la tierra gime de dolor.