Espacio Cátaro

El Espacio Cátaro, más que un lugar físico-temporal, es una idea, un sentimiento, una Fuerza de Amor atemporal a la que es imposible ponerle barreras, que solo se puede encontrar en el centro pacífico de cada corazón.

Poesías dedicadas a  Occitania

 

1-Occitania y el Sabarthez

 

De nuevo he llegado al Sabarthez,

esta vez acompañado de una Bella Dama,

dos almas sedientas que se han encontrado sin aviso.

 

El País del Amor nos ha acogido;

en sus estancias, en sus montañas,

en sus profundas grutas, y en sus campos de Luz.

 

Hemos compartido el tiempo, hemos dormido,

hemos comido, hemos reído,

hemos soñado despiertos, hemos comulgado sin pretenderlo…

hemos subido a las altas cumbres

y hemos bajado a la maravilla oscura de la luz de las cavernas.

 

Hemos viajado juntos hacia el misterio de la vida,

hemos sido acogidos

por las manos invisibles de los trovadores,

y de las Damas y los Caballeros del Cristianismo ancestral.

 

Nos hemos mirado a los ojos,

y no se que misterio se ha abierto en mi alma,

pero sobre todo, el Silencio nos ha recubierto,

nos ha acompañado, y nos ha guiado

regalándonos momentos eternos

donde solo importa el Amor.

 

Una Dama que viaja hacia Occitania

me ha impregnado del Buen Amor,

y me he sentido desnudo ante su sonrisa

y expandido en su contacto,

me ha embargado tanta belleza,

que quedo mudo de asombro.

 

Tengo la impresión

que una Blanca Flor se ha abierto,

y que los dos podemos entrar en su seno

para estar despiertos en el Campo Energético de su Paz.

 

Un Novio, un Amante,

un  Complice, un Compañero, un Amigo...

Siempre contigo por la magia del Grial,

por la fecunda Madre que en lo oculto trabaja,

Y que  a su antojo hila

en los invisibles tejidos de las almas.

 

De un Peregrino, para su Bella Dama

 

 

2-Occitania y el Ermitaño

 

"Una vez Esclarmonde nacida

en el corazón recóndito del fuego

asciende a la cabeza la serpiente

para en el descenso devorar a la sombra".

 

Como Dante acompañado de Beatriz

o Parménides de Perséfone

me he adentrado en la caverna del Ermitaño

unido a mi Bella Dama. !Oh tu mi amada Occitania!

 

Y en el comienzo de la luz oscura

hemos unido las cabezas, los corazones y las manos,

hemos unido las almas en un abrazo sincero,

tierno, prendado y preñado de amor.

 

Y en la oscuridad de los sentidos

florece el Único Sentido,

Aquel Sensorium Sagrado

que nos quita el aliento;

ofreciéndonos la gran locura

que nos coloca ante la cordura de Dios.

 

La respiración se unifica,

los éteres eléctricos se comunican,

el Silencio nos sirve de manto,

y así, nuestra Gran Madre

nos prepara el camino para sumergirnos en su reino

de cristal y de piedra,

de sonidos ocultos y de mundos arcaicos.

 

Nos guiamos mutuamente

por los estrechos úteros de la feminidad,

Nos sentimos alegres, excitados,

seguros los dos en los espacios oscuros

donde solos estamos.

 

Solos tu y yo.

!Que imagen tan bella del viaje hacia el Espíritu!

Caminando hacia el centro de la tierra

donde todas las fuerzas del inframundo,

del mundo y del supramundo se reúnen.

 

 

 

Y es entonces,

cuando llegamos a la profunda sala de las maravillas

donde formas extrañas e inquietantes

nos confunden en un silencio confuso y mágico,

y todo mi cuerpo sesuado y sexual se expresa potente

separándome del dulce amor de mi Bella Dama.

 

Me es imposible evitar

el indomable deseo de hacerte el Amor

en esta caverna confusa

de muerte y vida, de dolor y placer,

de cantos extraños que me unen a ti.

 

Por fin calmado, volvemos a la falsa luz del mundo,

parece, como si hubiéramos viajado a través de miles de años.

Entramos como dos desconocidos,

salimos fusionados, enamorados, empapados de Vida.

entrelazados por hilos invisibles de Puro Amor.

 

Gracias mi Bella Dama

por acompañarme en este Viaje Solar.

 

 

3-Occitania y el Pico San Bartholome

 

Hace tiempo que mi corazón anhelante

deseaba subir al mítico pico,

símbolo del gran amor,

de Aquellos buenos hombres y de las nobles mujeres

que supieron unirse y fundirse con el Fuego más Oculto.

 

Por el Fuego vivieron y por el fuego murieron

y por el triple Fuego renacieron en su ilimitada Casa,

en el Cosmos de los Seres halados.

 

Y mira por donde, que sin esperarlo,

y de la más bella de las formas,

unida a una valiente mujer nos hemos plantado en lo alto,

en una de las cumbres más emblemáticas,

en uno de los enclaves legendarios

del culto al Fuego, de la veneración al Espíritu Solar.

 

Esta es la esencia del Catarismo,

el Agua y el Fuego,

la maternidad de las cavernas

y la paternidad de las cumbres,

enlazadas y embelesadas en un Ser totalmente nuevo.

 

Un ser que desde lo alto,

cuando llega a coronar el Cráneo

enciende una hoguera y proclama a los cuatro vientos:

 

 El tesoro está a salvo,

lo tengo conmigo,

lo he excavado de mis infiernos

y lo llevo cosido hasta en mis más profundas entrañas.

 

Aquel que se atreva a devenir puro,

loco e inocente, podrá encontrarlo.

Locura, pureza, e inocencia es lo que nos ha empujado

Y en ti, y en tu fortaleza me he sentido animado

para andar paso a paso, silencio a silencio,

Por los senderos empinados

y por las bellas cumbres aéreas

que nos han acariciado.

 

Me he sentido acompañado por el camino y tu alma

por tu animada presencia y por tu amistad sincera,

Me he sentido acariciado por tu amble firmeza.

 

En verdad es una imagen bella, hombre y mujer armonizados

para abrazar una estrella

sin ninguna pretensión de poseerla,

Solo con la intención de dejarse guiar por ella.

 

¡Oh mi amada Princesa!

Deseo encontrar la muerte,

aquella sonrisa secreta

que nace de la Vida Perfecta,

para subiendo y bajando

unirme al Buen Amor,

por si los Astros nos dejan

encender contigo,

allí en lo alto, en el Tabor humano

Las hogueras de Dios.

 

 

4-El Buen Amor

 

En el viaje a las tierras Cátaras

y por la sutil magia de sus montañas

he conocido a una Bella Dama

que a propiciado en mi estancia

la afluencia del buen amor.

 

En los hombres y mujeres de aquella tierra legendaria,

de la tan noble y refinada Occitania

al impregnarnos de su historia y su alma

comprendemos el ejemplo vivo

del oculto y potente pensamiento abstracto,

de la emoción libre y radiante de alegría

del acto radical y eterno del buen amor.

 

Este es el mayor poder del universo,

el amor bueno, escondido, desinteresado y sincero,

la intención benéfica sobre todo lo vivo y lo muerto;

este es el gran misterio que todo lo contiene

a la cual se llega con la integración del ser.

 

Y es en este viaje,

cabalgando en los lomos de la locura

en donde me he cruzado contigo

para que aprovechemos la unión

que los astros nos han concedido,

y en esta fusión regalada

demos a luz a un hijo.

 

Esta es la gran misión de la hembra y el macho

copular con sus opuestas fuerzas

para parir

no en la tierra

sino en los cielos estrellados.

 

Un parto de Buen Amor

es el máximo honor

que se pueda conceder

a una pareja que aprenda a volar

por los espacios del valor.

 

Ha surgido de forma espontánea

la inclinación amante de mi fuerza

para cohabitar contigo en el lecho de tu alma,

en el  cobijo profundo de tu morada secreta,

y nos desnudemos enteros

al abrigo del silencio de las estrellas.

Y que así,

por la expansión del buen amor

hacia los cuatro vientos

vayamos prestos al encuentro

en la invisible urna cristalina de la tierra

donde el príncipe azul despierta a su doncella.

 

 

5-Un Beso para mi bella dama

 

Un beso, es un sello que queda grabado en el aire

para que  en verdad dos almas se abran al amor.

Y las almas solo se besan en la comunión de los alientos,

y los alientos solo penetran en la paz del corazón,

y los corazones solo se besan en la suavidad de la pura intención.

 

Labios que se  tocan para morir en la unión

de dos almas que se elevan en la exaltada comunicación,

pues cuando las dos se hacen una

detrás se encuentra el Beso de Dios.

 

A ello aspiro, a extasiarme de Amor

a encontrar una bella dama que comprenda el ardor

y que construyendo un lecho

sin medida y con pasión

vayamos al encuentro de la humanidad y su dolor.

 

A ti te he besado con el etéreo sabor

de nuestras manos entrelazadas en la quietud del calor,

a ti te he besado en el eléctrico contacto

de dos cuerpos acoplados en la alegría del Silencio,

a ti te he besado en la oscuridad y en la luz

en tu oculta morada,

en aquella estancia que en ti suspira,

y se estremece de emoción.

 

Un beso de cuerpo puede prender un fuego,

un beso de alma une los alientos para toda la eternidad,

mas no puedo negar que a ti entera te deseo

en un beso profundo que te inunde con todo mi Ser. 

 

 

6-Un profundo deseo

 

No se en que momento

la belleza de tu alma

se mostró a mi entendimiento,

y por obra del encantamiento

prendió mi corazón

para desearte toda entera,

de arriba, hacia abajo,

desde fuera, hacia dentro,

desde los ángulos más externos

hasta el mismo centro.

 

Me miré en tus ojos

y me sentí contento,

y vi encenderse tu mirada

de viva luz que se hallaba dispuesta,

esperando el encuentro

que la sacara del desaliento,

que le devolviera la esperanza

de sentirse abierta y amplia como los cielos.

 

Me expandí con tu sonrisa

parado y embelesado por esos instantes eternos,

emergiendo una felicidad compartida

que protegía nuestros cuerpos,

y nuestras almas contentas se sentían

en los espacios estrellados del firmamento.

 

Me enamoré de tu cara,

y en la contemplación sin medida

el espacio y el tiempo desaparecían,

y tu, en lo escondido me decías:

ámame sin requiebros,

pues esperando estaba

a un amante despierto

que me susurrara canciones

de flores eternas, de mares abiertos,

de ríos caudalosos que emborrachen los cuerpos.

 

¡Oh, mi Bella Dama!

quiero llevarte a mi lecho

para mostrarte mis secretos,

y que tu, me abras a los tuyos

para arrobarnos el sentido

en los enlaces ocultos del destino.

 

¡Oh, mi Bella Dama!

quiero insuflarte mi aliento

para que se nos abran los misterios,

para que nos arrebaten de la tierra

y nos introduzcan en lo etéreo

con las alas de los ángeles

en el mundo primigenio.

 

¡Oh, mi amada Occitania!

¿Quieres venirte conmigo hacia los espacios eternos?

 

 

 

7-La Alquimia del Dios Amor

 

Mi corazón está sellado por un fuego indomable

que pretende romper las cadenas de los sufrimientos ya insoportables,

arrebatos sonoros increpan y revelan a las almas que conscientes se percatan

de los engaños a los que la humanidad es sometida

por las fuerzas ocultas paridas de la ignorancia.

 

Un grito callado,

un silencio que hable

quiere mi corazón lanzar

a través de la única fuerza

que nos puede sanar.

 

Es el Amor la sustancia,

la Inteligencia Activa del Universo,

el gran agente mágico de todo proceso alquímico.

 

Para aquel que se someta a su fuego

ha de quemarse entero

como leño en la hoguera,

que consumida la obra

solo quedan las brasas.

 

Y ahí, en ese corazón ardiente

se increpa mi indómito deseo

por presentarle mi alma a la muerte

para consumirla sin remisión.

 

Pero es una trágica lucha

cuando el instinto se presenta  palpable;

son las fuerzas ancestrales que te atan a la materia,

son los huesos y su tuétano que te hunden en la sombra,

son los titanes caídos que nos aferran al dolor,

es la espesa sangre que te hunde en el infierno.

 

Esta materia entera con todo su vasto imperio

es la que me mantiene en este estado lamentable;

me retuerzo, me enfurezco,

me requiebro y me estremezco,

¿es que no se escuchan mis aullidos?

 

Ya no puedo soportar más estos espacios,

no puedo respirar,

necesito las alas de mercurio

para volar por la inmortalidad a la cual pertenezco.

 

Si no fuera por Ti,

tu, mi sagrado amor,

que sería de mi,

en este profundo nadir.

 

Que sería de mis hermanos

si un injerto de tu flujo

no estuviera en nuestras manos.

 

Que sería de nosotros

sin tu fuego destructivo;

estaríamos totalmente anclados

en este valle de lagrimas.

 

Necesito Nacer por tu Padre,

y ser devorado por tu madre

para expandir en el mundo

el renacimiento de tu luz.

 

Presentaros pronto, hijos e hijas del fuego

pues toda la tierra gime de dolor.

 

 

8-Las Cavernas Del Alma

 

En la entrada al Ermitaño

afloran recuerdos de antaño,

ancestrales experiencias del alma

gravadas en las cavernas de los átomos.

 

Ese lugar secreto es el que muestra Ornolac,

en la oscuridad oculta del ánimo emerge la felicidad.

 

Este es el auténtico viaje

de la energía primordial,

la serpiente ígnea de fuego

que bebe del agua lustral

para arrebatarle a los infiernos

a Esclarmonda, la luz espiritual.

 

Así emana el gran valor de los Amantes

que descienden a las cavernas del alma

para tratar con lo negado,

y allí, en los vacíos insondables del átomo

extraer el oro sagrado,

en el que pueda irrumpir potente

el secreto de la paz.

 

El Amante y su Amada

prendados por la sagrada montaña

de las tierras del Sabart

han construido una agradable caverna

donde sea posible anidar,

en el silencio que habla desnudo

por la magia del grial.

 

 

9-Un viaje Sideral

 

Partí de mi hogar, de los mundos interestelares y eternos

Para viajar por las esferas espaciales hasta las entrañas últimas del universo.

Anduve perdido en los bajos cielos estrellados

Donde las estrellas lloran sangre

Y los astros celestiales se convierte en prisiones cósmicas.

Pero ahora, he escuchado un canto

proveniente del Capitán de la  Nave Espacial de Urano,

que se está acercando a la tierra para que todos los microcosmos

oigan la llamada: preparad vuestro polvo de estrellas

y construir un cuerpo sideral

para que podáis montar en mi barca, en el Navío Celeste de Neptuno.

Todos los campos electromagnéticos y todas las esferas atómicas

Están siendo traspasadas por el primer genio Solar.

Una vía ascendente podemos surcar

Rehuyendo los agujeros negros en nuestra Nave sideral.

Un nuevo sonido de la vía láctea, de los tripulantes de Plutón

Está abrazando a la tierra, una alquimia poderosa se está elaborando

En los laboratorios ocultos del sistema solar.

Y la humanidad se ha de pronunciar.

Pronto va llegar el momento en que los espacios se abran

Y hablen con claridad, y pongan al descubierto la mentira y la maldad.

Pero ahora, he escuchado un canto

Proveniente del Capitán de la Nave Espacial de Urano:

Sintonizar vuestras naves pues el viaje ha de  comenzar,

Subiros en las nuevas corrientes electromagnéticas

Que os van a llevar hacia las esferas libres de la bondad.

Dejad vuestro cárcel de barro

Y volad, volad... navegad por los mundos cristalinos,

Surcar las estrellas, y traspasad la gravedad,

Montar en los lomos del Cisne, en las alas de oro de la Humanidad.

 

 

10-Lo único necesario

 

He mirado en tu ser

y he visto a tu alma crecer

y en el mar inmenso de tu corazón

me he ha asomado a tu potencial.

 

Apenas he levantado el velo

mostrándoseme tu rocío,

que empieza a mojar tu rosa

extrayéndola del exilio.

 

Unos pétalos se han abierto

a la luz solar de tu espíritu,

un dorado susurro se ha incrustado

en los pabellones internos de tu oído.

 

Y lo único importante es tu morada

donde el amado, la amada y el amante

se encuentran contigo

en el aun, invisible mundo cristalino.

 

Y lo único necesario es reventar

la rosa florida en tu destino

para que alumbre por siempre

a los caminantes en el camino.

 

He visto vislumbrar

una gran alma cosida en tu pecho

no puede quedar encerrada

en los sin sabores y los requiebros.

 

Una Rosa Dorada

espera que levantes tu cruz

y la vista de gala

con el manto de la luz.

 

Y lo único necesario

es que escuches el corazón

y  descubras a tu amante

en el misterio de tu tálamo.

 

 

11-Los Ojos de mi bella Dama

 

Nos hemos mirado a los ojos

en un sentimiento sincero

encontrándonos los dos

en un único centro,

que no es tuyo ni mío

sino  parido del amor.

 

Y al mirar, en esos ojos tan inmensos

me pierdo por entero en un exaltado deseo;

y me ruborizo por no querer violar

ni el más mínimo rincón de tu alma,

siempre esperando que  me des permiso,

que te abras a la evidencia

que la luz que nos ilumina contiene.

 

Al reflejarme en tus ojos

he sentido como me encuentras

en el basto espacio de la calma,

y ahí, en ese sitio que solo es nuestro

nace una alegría tan íntima y secreta,

que me hace llorar por no poder compartirla.

 

Y este lenguaje, tan bello y pleno de alma,

de dos miradas que se entienden,

de dos corazones que se sienten,

de dos palpitos que se enlazan,

son momentos atemporales

que con frecuencia se dejan escapar.

 

Y quiero decirte, mi bella dama

que pocos son los valientes,

que pocas son las atrevidas,

que se aventuran a hacer caso a las palabras del alma,

confundiendo lo real con lo ilusorio,

lo que es presente y único

con lo momentáneo y pasajero.

y así pasan la vida en un entramado

en donde la miradas se ahojan

por no poder encontrar un remanso de paz.

 

 

Yo no quiero ser esclavo de miradas de ojos muertos,

y me gusta encontrarme con almas de ojos vivos y sinceros

en las que poder confiar,

en donde el amor no es un juego de engaños y apegos

sino el único fin en donde poderse mirar.

¿y tu, amada mía, hacia donde quieres viajar?

 

yo, te ofrezco mi alma porque me he sentido mirado por tu amor.

 

 

12-Occitania, yo y el Ermitaño

 

Me introduje con Occitania

en las profundidades del Ermitaño

y enlazadas las manos y los cuerpos

se asentó un círculo energético

tan bello y sereno

que mi alma, se introdujo en su pecho.

 

De mi corazón se expandió radiante

brotes de luz amante,

y a Occitania, mi bella dama

le canto canciones lejanas

para trayendo el recuerdo al presente

se mire al espejo y descubra

el aliento secreto que la inunda.

 

Y un amor de fuego pacífico

nos cubrió como única realidad,

y yo, sin quererlo ni pretenderlo

empecé a perder la conciencia,

no por ello me sentí morir,

más por el contrario

pude atisbar el misterio

de los tres enlaces secretos

en un solo vivir.

 

Tres latidos en uno

tres respiraciones al unísono

tres estados que se integran en el silencio de la caverna.

Occitania la montaña y yo perdidos en la inmensidad del espacio.

 

13-La Purificación del Amor.

 

Un sufrimiento inabarcable

ha irrumpido en mi conciencia,

el llanto de la impotencia

y del arrepentimiento han nacido sinceros,

y me encuentro cosido contigo,

¡Oh mi bella Occitania!

 en el vasto camino de las estrellas,

en el arco iris,

en el puente de oro

que nos conduce hacia la humanidad.

 

Es un resquebrajamiento del alma tan punzante,

que a veces parece que fuera a estallar;

mi anhelo es tan salvaje

y mi indignidad tan grande

que parece imposible la reconciliación.

 

El objetivo es tan bello

que no llego ni a desatarle las sandalias

a aquel inmortal que reside en mi.

 

Mis cuerpos aéreos se encuentran llenos de creaciones ilusorias,

de imágenes autocreadas que me piden alimento;

son tan viejas, tan antiguas, que cuando quiero dejarlas

pareciera que solo la muerte quedara.

 

La tormenta, en ocasiones es tan violenta

que me resulta difícil encontrar un poco de cordura,

un poco de aliento para respirar,

un poco de calma en la que descansar.

 

Pero he de decir, que esta declaración

no es una  posición pesimista,

todo lo contrario,

solo es un encuentro poderoso

entre el tiempo y la eternidad.

 

Y por tanto, declaro y recalco

por la poderosa fe de la experiencia crística

que quedaré solo, a oscuras y en refugio ante mi Dios.

 

Aunque tal disposición me lleve a la muerte,

a la endura de mis amigos Cátaros,

a la profunda felicidad,

aquella que conozco más allá de todo sufrimiento,

más allá de toda aspiración.

 

14-La Daga del Amor

 

 

De golpe, ante la daga de tu palabra,

¡Oh tu, mi bella Dama!

mi alma se ha introducido

en los profundos recuerdos primitivos

donde el hombre y la mujer estaban unidos.

 

He visto cara a cara

lo que hasta ahora se encontraba

en las profundidades de mi caverna,

y aunque a la luz del día

a veces lo he expuesto

seguía sin atreverme a presentarlo y reconocerlo.

 

Mi amado Sabarthez, sus grutas,

sus misterios ocultos y maternos,

el grial y el poder femenino del orgasmo,

y yo, un ser indefenso

en busca de descanso, de ternura, de amor,

de enlaces íntimos y serenos

con el cuerpo desnudo de occitania.

 

Ilusión poderosa la separación de los cuerpos,

a la que me confronta poderosamente

esta tierra de poesía, de flores y manantiales

de trovadores y bellas damas,

de amores buenos y sinceros.

 

He de reconocer mi carencia,

pero mi falta es tan arcaica

que cuando encuentro sintonía

y luz en la miradas,

no hago otra cosa que olvidar,

que solo la feminidad de mi alma

me podrá hacer descansar.

 

Esta inquietud salvaje

he de amarla hasta la muerte

para que vuelto a unir

en el espacio de la vida sentida

venga a mi, enamorada y sin medida

la Bella Dama

que en mi corazón habita.

 

 

15-Escuchad en mi Caverna

 

Venid a la Montaña Sagrada

que acogeré vuestras ansías,

entrar por la muralla simbólica,

por la puerta estrecha,

aquella senda escarpada

que conduce a mi morada.

 

Pero antes escucha mi vasto sonido

que desgarra el alma,

que te insulta y te arrebata

y se incrusta hasta las entrañas,

para que sepas que nada as de traer

a esta caverna santa.

 

Yo, el que anida con la Madre

os abro mis recintos

para que encontréis vuestro hilo de Ariadna

y viajéis al centro del laberinto.

 

Solo una condición,

aprender a amaros y amar,

y el amor será vuestro guía,

acrecentando la labor

en el horno del misterio

de la creación y de la destrucción

de todo lo que ha de ser resuelto.

 

Una puerta se ha abierto

en vuestra alma y vuestro pecho

para que entréis en las oscuras sombras

que os separan del misterio.

 

¿Quién podrá decir lo que traerá el mañana?

solo vosotros, con el corazón sincero

y la cabeza abierta al discernimiento

podéis y debéis responderos.

 

Quedad tranquilos

mientras vengo a vuestro encuentro.